Tiramisù

TiramisuNo, no nos hemos equivocado al tildar el postre, es que lo hemos escrito en italiano. Y aunque es un postre típico de Italia, no aparece en los libros de cocina anteriores a los años 60.

El nombre del dulce, en veneciano tiramesù, significaría algo así como “escógeme” o, en un sentido menos literal, “me hace feliz” (probablemente por la cafeína o por el licor). Claro que otra teoría, la que a mí me contaron estando en Italia, decía que su origen es porque al montar las claras a punto de nieve estas suben (su) y de ahí tiramisù (“llévame hacia arriba”).

La receta original sólo usaba cinco ingredientes: huevos, azúcar batidos, bizcochos Savoiardi mojados en café expresso y cacao en polvo. En la actualidad lleva también mascarpone (un queso típico de la Lombardía) y licor.

Por cierto, una encuesta de la agrupación italiana Assolatte desveló que donde más se consume tiramisú, a lo largo y ancho del mundo, es en… ¡China!

La receta la hemos sacado del libro “Escuela de postres” de la editorial Larousse.

INGREDIENTES:

  • 250 gr. de mascarpone
  • 150 gr. de azúcar
  • 6 huevos
  • 300 gr. de bizcochos soletillas o lengua de gato
  • 1 taza de café
  • 1 copita de brandy de Jerez
  • 70 gr. de cacao amargo en polvo
  • 100 gr. de chocolate negro

PREPARACIÓN:

1. Separa las yemas de las claras.

Con la ayuda de las barillas de la batidora, mezcla las yemas con el azúcar hasta obtener  una crema espumosa y más bien clara.

Con una cuchara de madera trabaja el mascarpone hasta conseguir una consistenciaa cremosa y añadirlo a la mezcla anterior. No uses la batidora o el mascarpone perderá cremosidad y se te volverá líquido.

2. Aparte, monta las claras a punto de nieve (añade una pizca de sal para obtener un mejor resultado) e incorpóralas con cuidado a la crema anterior. 3.

3. Mezcla el café a temperatura ambiente con el brandy y empapa los bizcochos rápidamente para que no se te rompan. Colócalos formando una primera capa eb yba fuente de hornear (lo importante es que tenga paredes).

4. Distribuye una crema de mascarpone, iguala con una cuchara y espolvorea con virutas de chocolate y cacao en polvo.

5. Repite el proceso anterior (bizcochos + crema de mascarpone + cacao) hasta cubrir toda la bandeja.

6. Termina con una capa de crema de mascarpone, espolvorea con abundante cacao amargo y decóralo con virutas o pepitas de chocolate.

Deja reposar en el frigorífico durante al menos 3 horas antes de servirlo.

Bizcocho de centeno con chocolate y naranja

BizcochoCentenoSabemos que no todo el mundo es fan de este tipo de cereal, algo menos proteínico y graso que el trigo, y con más hidratos de carbono y fibra.

Su color, ligeramente más oscuro, y de sabor más amargo (además de un precio más elevado) son también motivos para descartarlo. La cuestión económica es un imponderable, pero, como sabemos que la comida entra por la vista, para evitar el rechazo que pueda producir el típico bizcocho de yogur hecho con harina de centeno, optamos por esta deliciosa combinación que contrasta maravillosamente el amargor de la naranja con el dulzor del chocolate.

Ya os contamos en el Facebook que hicimos este bizcocho de dos maneras: con harina de trigo y con harina de centeno, y cuál fue nuestra sorpresa cuando se acabó antes el de centeno.

Muy, muy recomendable, además de delicioso este bizcocho. ¡Buen provocho! Que diga: ¡Buen provecho!

INGREDIENTES:

  • 1 yogur
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina de centeno
  • 1 medida de yogur de cacao en polvo
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 vaso de zumo de naranja natural
  • 200 gr de pepitas de chocolate
  • Mantequilla para untar el molde (no la uses si tu molde es de silicona)

PREPARACIÓN:

1. Precalienta el horno a 200ºC.

2. Pon en un bol todos los ingredientes y mézclalos bien.

3. Vuelca la masa en un molde previamente untado con mantequilla y hornea (si el molde que vas a usar es de silicona no será necesario untarlo).

Recuerda no abrir el horno durante el horneado o no subirá. Pincha conun palito y cuando lo veas que te sale totalmente limpio ya puedes sacar tu bizcocho.

4. Deja enfriar dentro del molde hasta que esté casi frío, entonces desmoldalo.

Donuts (1)

Donuts1

Intentar hacer en casa unos donuts con idéntico sabor a los que venden es una tontería a la vez que un imposible. Estarán buenos y serán parecidos pero lo que se dice iguales… SERÁN MEJORES, porque no llevan conservantes ni colorantes y porque están hechos con mucho cariño.

¿Quién no ha probado alguna vez un donut? Todos hemos sucumbido en algún momento a este conocido postre cuyo origen bien podría deberse a la mismísima mano de Santa Claus, ya que, al parecer, se trata de un dulce navideño de origen holandés que los inmigrantes centroeuropeos se llevaron a Nueva Ámsterdam (la actual Nueva York). Lo del agujero del centro vino después y podría haber sido una incorporación oportuna para que se frieran mejor.

La palabra original en inglés es doughnut, en la que dough es masa y nut, nuez. Vamos, algo así como “nuez de masa”. Nuez ni lleva ni ha llevado jamás, por lo que debemos deducir que alude al tamaño: pequeños bollos de masa o rosquillas.

Donuts es la simplificación norteamericana. Cuestión de fonética, igual que con Santa Claus.

Ya sabéis que somos muy golosas, por eso no será ningún sacrificio para nosotras ir probando diversas recetas que en sucesivos posts compartiremos con todos vosotros.

INGREDIENTES:

  • 400 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla
  • 12 g de levadura
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Azúcar glas

PREPARACIÓN:

1. Mezcla la harina, el azúcar, la mantequilla en pomada (a temperatura ambiente) y agua tibia suficiente para obtener una masa esponjosa.

2. Añade la levadura diluida en un poco de agua tibia y sigue trabajando la preparación anterior durante 10 minutos aproximadamente hasta obtener una masa elástica.

3. Pon la masa en un bol, cúbrela con un paño y déjala reposar 2 horas en un lugar caliente.

4. Pasado ese tiempo, espolvorea la zona de trabajo con un poco de harina y estira la msa con un rodillo hasta obtener un grosor de 1 cm aproximadamente. Con la ayuda de un cortapastas redondo, un vaso grande o un tazón, corta círculos. Utiliza cualquier otra cosa redonda que tengas en la cocina y que tenga un diámetro menor para hace el agujerito del centro.

5. Con la ayuda de una espátula, desprende tus donuts y déjalos reposar 1 hora sobre un paño enharinado y cubiertos con otro paño.

6. Pon abundante aceite en una sartén y cuando esté hirviendo echa los donuts. Dales la vuelta durante la cocción hasta que se hinchen y doren por ambos lados.

7. Escurre los donuts y ponlos sobre papel absorbente. Espolvoréalos en azúcar glas, decóralos con chocolate líquido…

Tarta de almendras y mascarpone

TartaAlmendrasMascarpone

¡Otra novedad, otra delicia, otra tarta! Nos gusta sorprenderos y, por eso, buscamos recetas muy especiales, algo diferentes y siempre deliciosas. Ésta se la debemos a Marta, una grandísma repostera.

Podéis dejar hechas con antelación la base y la crema por separado y montar la tarta unos minutos antes de servir. Es muy práctico si tenéis que ir a casa de alguien, así no se os desarmará en el coche o en el metro/bus/tranvía y lucirá preciosa en la mesa.

INGREDIENTES:

Base:

  • 100 g de mantequilla en dados
  • 150 g de chocolate negro para postres 
  • 6 huevos con las yemas separadas de las claras
  • 150 g de almendras molidas
  • 100 g azúcar extrafino o blanco
  • Cacao en polvo para espolvorear
  • Sal

Crema:

  • 250 g de queso mascarpone
  • 50 g de azúcar glas tamizado
  • 100 ml de nata fría para montar

PREPARACIÓN:

Base:

1. Precalienta horno a 170°C (arriba y abajo sin ventilador) y forra un molde de 23 cm aproximadamente con papel de horno.

2. Funde la mantequilla y el chocolate al baño María. Deja enfriar 5 minutos apartado del calor. Añade las yemas de huevo y las almendras molidas.

3. Monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal en un cuenco y añade poco a poco el azúcar mientras se sigue batiendo hasta conseguir un merengue consistente.

Añade 2 cucharadas de las claras a la mezcla de chocolate y mantequilla e incorpora con cuidado el resto.

Vierte la mezcla en el molde y hornear 30-35 minutos. Deja enfriar en el molde, saca el pastel y quítale el papel.

Crema:

1. Bate el mascarpone y el azúcar glas hasta obtener una crema ligera. Monta la nata y añádela poco a poco a la crema anterior.

Montaje:

Con cuidado, y con la ayuda de una espátula, distribuimos la crema sobre el bizcocho.

Para finalizar, espolvoreamos el cacao por encima y ¡lista!

Bizcocho de yogur o bizcocho de papá

 

Este bizcocho es algo muy simple y puede tener muchas variaciones. En el fondo esta receta se debería de llamar: bizcocho de mi padre, en su honor ya que es un experto. Es fácil y sencilla. El último que hice tenía yogur de soja, harina ecológica integral, aceite, azúcar morena y huevos, todo ello ecológico.

INGREDIENTES

  • 1 yogur
  • 1 medida de yogur de aceite de oliva o girasol
  • 2 medidas de yogur de azúcar (blanca o morena)
  • 3 medidas de yogur de harina (con harina integral está igual de bueno)
  • 3 huevos
  • 1 sobrecito de levadura en polvo o polvo de hornear
  • Un toque personal

PREPARACIÓN

Antes de empezar encendéis el horno a 200º de tal manera que mientras hacéis el bizcocho estáis precalentando el horno.

En un recipiente grande que luego os permita usar la batidora eléctrica sin que pongáis perdida toda la cocina vais mezclando los ingredientes. Primero echáis el yogur, y con el vasito de yogur lo utilizáis para medir una de aceite, dos de azúcar (blanca o morena) y tres de harina. Añadís los 3 huevos y el sobrecito de levadura. Batís con la batidora eléctrica hasta que quede una mezcla homogénea. Lo metéis en un molde, que previamente con una servilleta o trapo recubrís de aceite o mantequilla o bien de harina, para que no se pegue.

El yogur puede ser de sabores, incluso yogur de soja.

Lo metéis al horno, a unos 180º durante 30-35 minutos, o hasta que veamos que la punta de un cuchillo sale limpia al pinchar en el centro del bizcocho. No abráis el horno hasta que el bizcocho empiece a tomar forma, si lo abrís antes el bizcocho deja de subir.

EL TOQUE PERSONAL

  • Ralladura de limón o naranja: se puede añadir la corteza de limón o naranja (previamente lavado), hecho trocitos, y se bate con toda la mezcla para que no aparezcan trocitos.
  • Pasas: estas se añaden una vez batida la mezcla y si las habéis puesto en agua tibia mientras hacéis la mezcla se hidratarán y estarán muy jugosas.
  • Manzana: peláis y troceáis una manzana. Hacéis trocitos o daditos y se añade a la mezcla ya batida.

Bizcocho de canela

Os presentamos una receta muy sencilla de hacer. Indicada sobre todo para los que no tenéis mucho tiempo en la cocina o no se os da demasiado bien. El resultado es un bizcocho muy jugoso y nada empalagoso que nos ayudará a hacer los desayunos más sabrosos y nutritivos.

INGREDIENTES

  • 150 ml de aceite de girasol
  • 100 ml de leche
  • 2 huevos
  • 210 gr de harina
  • 175 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de canela en polvo

PREPARACIÓN

  1. Mezcla el aceite, la leche y los huevos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  2. En otro bol, pon el resto de los ingredientes (harina, azúcar, levadura, bicarbonato y canela). Tamiza la harina con un colador para evitar que se formen grumos, de esta forma se airea y conseguiremos un bizcocho más esponjoso.
  3. Incorpora la primera mezcla (punto 1) a la segunda (punto 2) y remueve hasta obtener una consistencia homogénea.
  4. Tapa y deja reposar en el frigorífico durante al menos 1 hora.
  5. Precalienta el horno a 180º.
  6. Vuelca la masa en un molde previamente untado con mantequilla y hornear. Cada horno es un mundo por eso es mejor que estés pendiente y cuando veas que ha subido y está dorado abras el horno (no lo hagas antes o no subirá). Pincha con un palito y cuando lo veas totalmente limpio ya puedes sacar tu bizcocho.
  7. Deja enfriar dentro del molde hasta que casi esté frío, entonces desmoldar.

TRUCO

Puedes rellenar el bizcocho de diferentes maneras. Yo tenía unas peras en el frigorífico que se me estaban estropeando así que preparé una especie de compota con las peras, un poco de mantequilla, una cucharada de azúcar y un poquito de leche. Lo pones a fuego medio dando vueltas de vez en cuando para que no se te pegue (si la fruta está muy madura no tardará demasiado en hacerse). Lo retiras de la lumbre y lo pasas por la batidora.

Para rellenar el bizcocho echa en el molde un poco de masa, le pases una capa de esta compota que hemos preparado y terminas de rellenar.