Pan de espinacas

PanEspinacas

La receta de hoy os permite aprovechar los restos de verdura que tengáis por el frigorífico. Os damos la receta del pan de espinacas, pero podéis variarla para hacer vuestro pan de zanahorias, tomate o, por qué no, de verduras.

Ya veréis como, cuando le cojáis el punto a hacer pan, no querréis comer otra cosa y los precocinados que venden ya no os parecerán una opción. Querréis experimentar, hacer vuestras propias mezclas.

Respetad los tiempos de reposo. Tapadlo con un paño húmedo para que no se te forme costra. Introducid un cuenco con agua y un trapo dentro del horno para generar humedad.

Más sano y delicioso imposible. Y, además, al día siguiente no lo tendréis duro. O lo que es lo mismo, como dice el refrán: “Pan para hoy… y pan para mañana”.

INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 10 gr. de sal
  • 200 gr. de espinacas
  • 350 ml. de agua
  • 5 gr. de levadura
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

1. Calienta el agua e incorpórale las espinacas cortadas muy menuditas. Añádele un chorrito de aceite y una pizca de sal.

Cuando las espinacas estén blanditas se dejan enfriar un poco, hasta que el caldo esté templado.

2. En un bol amasa los ingredientes, incluídas las espinacas y el caldo de estas e incorpora la levadura en los últimos minutos de amasado. Amasa durante 10 minutos aproximadamente.

Deja reposar la masa con un paño de cocina ligeramente húmedo durante 30 minutos dentro de un bol con un poco de harina en la base.

3. Dale forma a tu pan (panecillos, redondo…) y deja fermentar de nuevo la masa tapada con paño húmedo durante 90 minutos en una superficie enharinada.

4. Precalienta el horno a 230ºC y coloca en su interior un pequeño recipiente con un paño dentro para generar vapor. Si ves que el paño se seca, añádele más agua al cuenco.

5. Cuando el pan esté listo para ir al horno (habrá doblado su volumen) colócalo con cuidado sobre la bandeja del horno y realízale un corte longuitudinal.

Introduce el pan en el horno, bájale la temperatura a 200ºC y cuécelo durante 20 minutos aproximadamente.

Donuts (1)

Donuts1

Intentar hacer en casa unos donuts con idéntico sabor a los que venden es una tontería a la vez que un imposible. Estarán buenos y serán parecidos pero lo que se dice iguales… SERÁN MEJORES, porque no llevan conservantes ni colorantes y porque están hechos con mucho cariño.

¿Quién no ha probado alguna vez un donut? Todos hemos sucumbido en algún momento a este conocido postre cuyo origen bien podría deberse a la mismísima mano de Santa Claus, ya que, al parecer, se trata de un dulce navideño de origen holandés que los inmigrantes centroeuropeos se llevaron a Nueva Ámsterdam (la actual Nueva York). Lo del agujero del centro vino después y podría haber sido una incorporación oportuna para que se frieran mejor.

La palabra original en inglés es doughnut, en la que dough es masa y nut, nuez. Vamos, algo así como “nuez de masa”. Nuez ni lleva ni ha llevado jamás, por lo que debemos deducir que alude al tamaño: pequeños bollos de masa o rosquillas.

Donuts es la simplificación norteamericana. Cuestión de fonética, igual que con Santa Claus.

Ya sabéis que somos muy golosas, por eso no será ningún sacrificio para nosotras ir probando diversas recetas que en sucesivos posts compartiremos con todos vosotros.

INGREDIENTES:

  • 400 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla
  • 12 g de levadura
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Azúcar glas

PREPARACIÓN:

1. Mezcla la harina, el azúcar, la mantequilla en pomada (a temperatura ambiente) y agua tibia suficiente para obtener una masa esponjosa.

2. Añade la levadura diluida en un poco de agua tibia y sigue trabajando la preparación anterior durante 10 minutos aproximadamente hasta obtener una masa elástica.

3. Pon la masa en un bol, cúbrela con un paño y déjala reposar 2 horas en un lugar caliente.

4. Pasado ese tiempo, espolvorea la zona de trabajo con un poco de harina y estira la msa con un rodillo hasta obtener un grosor de 1 cm aproximadamente. Con la ayuda de un cortapastas redondo, un vaso grande o un tazón, corta círculos. Utiliza cualquier otra cosa redonda que tengas en la cocina y que tenga un diámetro menor para hace el agujerito del centro.

5. Con la ayuda de una espátula, desprende tus donuts y déjalos reposar 1 hora sobre un paño enharinado y cubiertos con otro paño.

6. Pon abundante aceite en una sartén y cuando esté hirviendo echa los donuts. Dales la vuelta durante la cocción hasta que se hinchen y doren por ambos lados.

7. Escurre los donuts y ponlos sobre papel absorbente. Espolvoréalos en azúcar glas, decóralos con chocolate líquido…

Panecillos de aceite y comino

A mi hermana Helena le salen unos panes maravillosos: de zanahoria, con pipas, con aceitunas… ¡Una delicia! Y yo, por más que lo intentaba, no había manera de que me salieran esponjosos y aguantaran más de un día.

Hablándolo con Vicenç, que además de ser la pareja de una gran amiga lo tengo también por un amigo, me dijo: necesitas el libro de Xavier Barriga: PAN (Hecho en casa y con el sabor de siempre) Me lo prestó y ¡mano de santo!

La receta que os presentamos en esta ocasión está sacada de este libro y lo que véis en la foto que acompaña a los panecillos es humus. ¡Disfrutadla!

INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 10 gr. de sal
  • 100 ml. de agua
  • 250 ml. de aceite de oliva virgen
  • 20 gr. de comino en grano
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 1 huevo

PREPARACIÓN:

1.  Prepara la masa con todos los ingredientes, incorporando al principio todo el agua y añadiendo aceite conforme la masa se vaya formando y alisando. Agrega la levadura y el comino cuando falten pocos minutos para acabar el amasado.

2. Deja reposar la masa tapada con un paño húmedo durante 45 minutos. Después córtala en piezas de 80 gr. y dales forma. Déjalas descansar nuevamente durante 20 minutos.

3. Forma barritas con un poco de punta, ponlas en una bandeja de horno y píntalas con el huevo ligeramente batido. Deja que fermenten durante 90 minutos.

4. Precalienta el horno a 250ºC.

5. Hazles un corte longitudinal a las barritas de punta a punta y hornéalas a 230ºC durante 12-14 minutos o hasta que veas que adquieran un bonito color dorado.

Bollitos de pasas

Esta receta nos la pasó Marta. Se ha “especializado” en muffins y cupcakes, y le salen buenísimos, cada uno de un color, sabor y textura. A los niños les encanta comer sus creaciones y los mayores disfrutamos viéndola aparecer con sus cajas metálicas (con forma de pastel, de fantasma…)

Lo dicho: gracias, Marta.

INGREDIENTES

– 200 gr. de harina
– 75 gr. de pasas
– 20 gr. de levadura fresca
– 1 cucharadita de sal
– 4 cucharadas de aceite de girasol
– 150 ml de agua
– 1 huevo

PREPARACIÓN

1. Precalienta el horno a 200º. Forra una bandeja con papel de hornear.

2. Mezcla la harina, las pasas cortaditas y la levadura. Añade la sal, el aceite y el agua templada y prepara una masa homogénea. Cúbrela y déjala reposar 15 minutos en un lugar templado.

3. Vuelve a trabajar la masa, extiéndela con la ayuda de un rodillo hasta que tenga 2 cm de grosor y corta círculos (usa como molde un vaso previamente enharinado).

4. Coloca los círculos en la bandeja preparada y píntalos con el huevo batido. Deja la bandeja en un lugar templado hasta que la masa haya aumentado su volumen. Hornea entonces los bollitos 14 minutos, dándoles la vuelta a los 7 minutos de cocción.

 

NOTA: Podéis sustituir las pasas por pipas (130 gr. será suficiente). Usad 100 gr. para mezclarlas con la masa y el resto para cubrir los bollitos después de haberlos pintado con el huevo.