Rosas

Rosas

¡Son tan bonitas! Nada que ver con los típicos pasadores de flores, planos y sin gracia. Estos tienen forma de preciosas rosas tridimensionales, casi de verdad, para señoritas que empiezan a coquetear.

El tutorial, aunque en inglés, está muy bien explicado porque lo ilustra con fotografías, muy fácil de seguir. Una vez tengáis hecha la primera de vuestras flores, ya veréis como seguís practicando hasta haceros un precioso ramillete. El blog para hacer estas rosas se llama The Purl bee.

Juan Ramón Jiménez dejó escrito: “No la toques ya más… que así es la rosa”.

¡Lo próximo que vamos a hacer será el precioso osito Teddy!

Cerezas

Cerezas

Ya hace frío y la ciudad se cubre de colores oscuros. Alegra tu chaquetón con este divertido broche de cerezas o cuélgatelo de la mochila. Eso sí: si te preguntan, tú di siempre que es fruta nacional, del valle del Jerte.

¿Recordáis que os enseñamos a hacer pompones? Pues simplemente necesitas dos de color rojo, un par de materiales más y unos minutos. ¡Son muy fáciles de hacer!

MATERIALES:

  • 2 pompones rojos
  • Cola de ratón verde (es la cinta que hará de rabito)
  • Fieltro verde de dos tonalidades
  • Imperdible para broches
  • Aguja (normal y lanera), hilo y tijeras (normales y de zig-zag)

PASO A PASO

1. Realiza dos pompones con lana roja.

2. y 3. Enhebra una aguja lanera con la cola de ratón y atraviesa los dos pompones. Asegura ambos extremos con un nudo.

4. Haz dos hojas en fieltro, cada una de un color y recórtalas con las tijeras de zig-zag.

5. Monta ligeramente una hoja encima de la otra y cóselas como en la imagen, con un punto pequeño y formando con las puntadas un dibujo. En este paso debes coser también el rabito de las cerezas aprovechando la unión de las dos piezas de fieltro.

6. Dale la vuelta a la labor y cósele el imperdible para broches.

Flores de punto

Rosas

Seguro que tenéis una camiseta que os gusta, que es muy cómoda pero a veces la veis sosa, sin gracia y quisierais alegrarla o simplemente darle un aire diferente. Os proponemos unas sencillas rosas llenas de color que animarán cualquier prenda que tengáis.

En nuestro caso, una camiseta blanca, un básico que no puede faltar en cualquier armario. Una prenda versátil que, con unos vaqueros, es un look muy sport y, con una o varias de estas flores, os aportará un estilo muy romántico y divertido.

MATERIALES: 

  • Lana de colores
  • Agujas de 5 mm.
  • Imperdibles para broches
  • Aguja lanera
  • Aguja e hilo

PASO A PASO:

Montamos 10 puntos.

1ª pasada: Tejer del derecho.

2ª pasada: Tejer del revés.

3ª pasada: Tejer del derecho todos los puntos, por delante y por detrás (al final tendrás que tener 20 puntos).

4ª pasada: Tejer del revés.

5ª pasada: Tejer del derecho todos los puntos, por delante y por detrás (al final tendrás que tener 40 puntos).

6ª pasada: Tejer del revés.

7ª pasada: Tejer del derecho todos los puntos, por delante y por detrás (al final tendrás que tener 80 puntos).

8ª pasada: Tejer del revés.

9ª pasada: Cierra todos los puntos del derecho sin apretar. Corta el hilo y pásalo por la cadena que nos queda de manera que hagamos un nudo.

Verás dos hebras de lana. La primera de ellas, la que te quedó después de haber montado todos los puntos tienes que esconderla, con la ayuda de una aguja lanera, en el revés de la pieza que acabas de tejer.

Comienza a enroscar por el extremo en el que no tienes ninguna hebra suelta de lana. Ahora dependerá de cómo quieras tu rosa, más abierta o más cerrada. Una vez armada nuestra flor, enhebra el cabo de lana que te queda suelto y cose todas las capas.

Sólo te queda coserle el imperdible para broches con un hilo del mismo color que tu flor y ¡a lucirla!

 

Pasadores de caramelo

PasadoresCaramelo

La idea de estos pasadores no es mía. Los vi en un puesto del Mercadillo de los Baños del Carmen en Málaga. La verdad, no recuerdo si eran pasadores, gomas del pelo o broches, pero la ocurrencia me pareció brillante. Siento no recordar el puesto donde los vi y, por lo tanto, no poder daros el nombre de la artista, pero os dejo el enlace de facebook.

En realidad son muy sencillos de hacer. He usado la misma tela que la que empleé en los botes de cristal, los he rellenado de guata, cerrado por los dos extremos con cinta de raso del mismo color y pegado a unos pasadores.

La primera vez que los vieron los compañeros de la guardería de mi sobrina María pensaron que eran de verdad y ella, muy dispuesta, les aclaró que no se comían y que se los había hecho su tía.

MATERIALES: 

  • Tela
  • Cinta de raso del mismo color que la tela
  • Pegamento para tela
  • Tijeras normales y de zig zag
  • Aguja e hilo
  • Pasadores

PASO A PASO

1. Necesitarás 2 trocitos de tela de aproximadamente 7 x 5,5 cm.

2. Dobla la tela por el lado más largo y cose este extremo como se muestra en la imagen.

3. Dale la vuelta al tejido y cose uno de los extremos, a unos 2 cm del borde, de manera que tengas un saquito.

Cose rizando la tela y no te preocupes de cómo te quede porque luego lo cubriremos.

4. Anuda la cinta de raso del mismo color que la tela cubriendo la costura anterior. Para asegurarte de que el nudo no se deshaga, cóselo (siempre por el revés de la labor).

Con las tijeras de zig zag corta los extremos de tus dulces.

Ahora sólo tienes que pegar tus caramelos a unos pasadores y lucirlos.

Molinillo de fieltro

 

Hace una semana que fue el Día del Libro y todos nos acordamos de Don Quijote y sus molinos de viento. En esta manualidad hemos querido acordarnos, no sólo del manchego más internacional (y no hablamos de Almodóvar) sino también de la energía eólica, de sus beneficios ambientales y del empleo verde que todos esperábamos que iba a generar. 

¡Lucid en vuestra camiseta o en el pelo una verdadera revolución energética!

MATERIALES: 

  • Un trocito de cartón
  • Una regla
  • Un lápiz
  • Tijeras
  • Aguja e hilo
  • Un botón pequeño
  • Unos pasadores o un imperdible para broches 

PASO A PASO:

1. Dibuja un cuadrado sobre el cartón de unos cm. (lo podéis hacer del tamaño que queráis). Como nuestro el nuestro será después un pasador o un broche para una niña no hemos hecho más grande. Recorta la plantilla como en la imagen.

Recordad que el tamaño de vuestro molinillo será el mismo que el cuadrado que recortéis.

2.  Usando la plantilla anterior recorta dos trocitos de fieltro de dos colores diferentes.

3. Dibuja sobre los trocitos de fieltro unas líneas diagonales de unos 2 cm. y recórtalas (fíjate en la imagen 1)

4. Monta los dos recuadros de fieltro, uno sobre el otro.

5. 6. y 7. Ve plegando las esquinas, una sí y una no, de manera que todas coincidan en el centro del cuadrado. Cuando termines, sujétalas con un alfiler y cóselas. Ponle un botón en el centro.

8. Si quieres lucir tu molinillo en la camiseta sólo tendrás que coserle un imperdible para broches (el nuestro es de 2 cm.) Si lo prefieres como adorno para el pelo pégalo a un pasador.

Broche de piruleta

El otro día tuve un momento “revival” y me comí una piruleta. Cuando me la terminé, en vez de destrozarme  las encías con el palito, se me ocurrió hacer una versión en fieltro, igual de apetecible pero más duradera.

El resultado es una golosina de 2,5 cm. de diámetro y 6,5 de alto (hemos cortado el palito para que resulte  más  proporcionada).

Ya veréis que es muy, muy fácil de hacer y el resultado es un divertido broche (de 2,5 cm de diámetro), no sólo para las niñas sino también para las mamás.

MATERIALES:

Fieltro de 2 colores

El palito de una piruleta o Chupa Chups.

Aguja e hilo

Pegamento

PASO A PASO:

1. Necesitarás 2 tiras de fieltro de 0,5 cm de ancho x 25 cm de largo.

2. Enrrolla las dos tiras apretando lo suficiente como para que tengan consistencia.

3. Asegura los dos extremos finales cosiéndolos (tendrás que recortar uno de ellos para que ambas partes  tengan el   mismo largo) y cose también la piruleta de lado a lado (así evitarás que se te deshaga).

4. Pega el palito al “caramelo” procurando que quede centrado y coloca algo para nivelarlo y que quede recto   (nosotras hemos usado una cuchara).

5. Recorta un trocito de fieltro (de uno de los 2 colores con los que has hecho la piruleta) de aproximadamente 0,25 cm de ancho x 2,5 cm de largo y cósele el imperdible para broches (el nuestro es de 2cm)

6. Pega el imperdible al “caramelo” asegurándote de que quede bien fijado tanto en los extremos como en el palito.