Cesta de papel

El próximo lunes es el Día del Padre, san José, el día de “la Pepa”… ¡y quién sabe cuántas cosas más! Si tenéis que hacer algún regalo y os apetece ser originales a la hora de empaquetarlo, os proponemos hacer estas cestas de papel.

Podéis usar lo que tengáis a mano teniendo siempre en cuenta que el ancho de vuestro pliego determinará el alto de vuestra cesta. No es tan lioso como suena, ya lo veréis. Nosotras hemos empleado: periódicos, los catálogos grandes del Lidl y de Carrefour…

Veréis en nuestro pase de diapositivas las distintas terminaciones que les hemos dado a nuestras cestas: pintadas de blanco o azul, “barnizadas” (con pegamento de cola blanca).

Y os damos unas cuantas ideas para usarlas después.

Una última cosa. Te vas a manchar los dedos y la superficie sobre la que trabajes. Por eso es conveniente que lo hagas sobre algo que sea fácil de limpiar.

MATERIALES

  • Varios pliegos de papel de periódico
  • Cola blanca
  • Pinzas
  • Tijeras

PASO A PASO:

1. Necesitarás varios pliegos de papel de periódico o catálogos como los de la imagen.

Las dimensiones de vuestra cesta lo determinará el largo de vuestras tiras. Pero no os preocupéis porque siempre podéis añadirle tantas como queráis.

2. y 3. Dobla cada pliego de papel de forma individual según el ancho que más te guste (todos tienen que ser iguales, más o menos) pero no olvides que cuantas más dobleces tenga vuestra tira más resistente será. Repasa bien cada doblez.

4. y 5. Cuando hayas llegado al final, ponle cola blanca como en la imagen y sujetala con pinzas para que no se te abra el pliego y se pegue bien.

6. Haz lo mismo con todos los pliegos de papel. Al final que tendrás que tener, aproximadamente, unos 20.

7. Monta los pliegos siguiendo el esquema: 1 encima, 1 abajo. O como les digo a mis “alumnas”: 1 sí, 1 no.

Un dato a tener en cuenta: las tiras que crucéis en este momento, antes de subirlas para crear las paredes, serán la base de vuestra cesta.

8. y 9. Dobla las tiras para ir haciendo las paredes y entrecruza tantas bandas de papel como necesites hasta cerrar el diámetro de tu cesto, para ello pégalas con la cola blanca y sujétalas con una pinza.

10. Sigue añadiendo bandas de papel hasta alcanza la altura deseada o hasta que ya no puedas seguir.

11. Ahora es el momento de estirar bien de todas las cintas para compactarlo todo perfectamente.

12. Recorta las tiras, dejando unos 5 cm., de manera que al doblarlas refuerces el borde.

13. 14. y 15. Echa cola blanca, pliega las bandas y sujétalas con pinzas hasta que se seque.

Ahora ya sólo tienes que decorar tu cesta como más te guste: darle cola para darle consistencia o pintarla.


¡Ánimo y paciencia porque sólo es cuestión de práctica!

Anuncios