Fougasse de ajo

Fougasse

Es un pan plano típico de la Provenza, el equivalente a nuestra hogaza o a la focaccia italiana. Su origen viene de panis focacius, del latín focus, que dio en español “fuego” y “fogón”. Esto es debido a que en la antigua Roma este pan se usaba para calcular la temperatura del horno de leña (es decir, de fuego): el tiempo que tardaba en cocinarse indicaba si era oportuno introducir el resto del pan.

Se suele elaborar con forma de espiga de trigo, probablemente por el tipo de harina con el que tradicionalmente se hace. Se caracteriza por una serie de ingredientes incorporados a la masa como son aceitunas, queso, especias o ajo, que es nuestra opción. Tiene una masa blanda, lo cual implica un periodo largo de fermentación.

Un pan que se corta a trozos con la mano, justo lo que decía mi abuelo que no debía hacerse.

A nuestra receta le hemos añadido dos pequeñas variantes: una influencia india y otra más mediterránea. En vez de añadirse ajo laminado o cortado en trocitos, hemos elaborado una pasta de ajo. Y, en vez de incorporarle el aceite tradicional, le hemos puesto un aceite especiado casero, muy aromatizado.

Pruébalo. Está tan rico que te lo comerás solo: no siempre pan con pan ha de ser comida de tontos.

INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina panificable
  • 10 gr. de sal
  • 300 ml. de agua
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de pasta de ajo
  • 10 gr. de levadura fresca

PREPARACIÓN:

1.  Prepara la masa con todos los ingredientes sin olvidar que la levadura se añade cuando falten pocos minutos para acabar el amasado.

2. Deja reposar la masa durante 90 minutos tapada con un paño húmedo para que no forme corteza.

3. Una vez pasado el tiempo de reposo, trabaja la masa doblándolo sobre sí misma un par de veces y vuelve a dejarla reposar de nuevo otros 30 minutos tapada con el paño húmedo.

4. Divide la masa en porciones de 200 gr. y dales forma de bola. Déjalas reposar unos 15 minutos aproximadamente. ¡No olvides el paño húmedo!

5. Estiras las bolas hasta que tengan 1,5 cm. de grosor y déjalas fermentar en un lugar cálido, cubiertas con el paño, 1 hora.

6. Precalienta el horno a 250ºC con un pequeño cuenco con agua dentro y un paño mojado para crear vapor.

7. Cuando los panes estén fermentados, hazles unos cortes profundos con el cuchillo y separa la masa para crear grandes agujeros (fíjate en la imagen).

8. Cuece tus fougasse durante 25 minutos aproximadamente.

PASTA DE AJO:

  • 115 gr. de dientes de ajo cortados por la mitad
  • 125 ml. de agua

Pon el ajo con el agua en el vaso de la batidora con el agua y tritura hasta obtener una mezcla homogénea. Pásalo a un bote de crisal con tapa y guárdalo en el frigorífico hasta 1 mes.

ACEITE AROMATIZADO:

Para elaborarlos sólo necesitarás aceite de oliva virgen, tiempo e imaginación.

Introduce el aceite en una botella de cristal y ve mezclando tus ingredientes al gusto: tomillo, romero, laurel, ajo, pimienta en grano, guindillas, albahaca…

Dejalo reposar 1 mes aproximadamente y tendrás un aceite delicioso para acompañar incluso con las tostadas.

Anuncios

Crema de calabaza y brócoli

CremaCalabazaBrócoliHace tiempo subimos en nuestro Facebook la foto de cómo hacíamos una nutritiva crema de calabaza. Todavía hace frío y llueve en muchos sitios, por lo que viene muy bien tomar algo calentito como esta deliciosa crema.

La calabaza y el brócoli son dos hortalizas ricas en antioxidantes (favoreces así el buen estado de tu piel), ácido fólico (fundamental para niños en edad de crecimiento y mujeres embarazadas)… Estupendas si estás haciendo dieta porque contienen mucha fibra y por su efecto diurético.

Es una receta muy sencilla y rápida de hacer, ideal si quieres que los más pequeños (y los que no lo son tanto) coman todo tipo de verduras (además es un plato hipoproteico). Si le añades unos quesitos, te quedará más cremosa y, si además le incorporas curry o cominos, le darás un toque distinto, algo exótico.

Y no olvidéis lo que se dice en esa joya del humor que es La vida de Brian: “¡Sigamos a la calabaza!”

INGREDIENTES (para 4 personas):

  • Calabaza (unos 500 gr. aproximadamente)
  • 1 ramillete de brócoli (unos 250 gr. aproximadamente)
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas
  • 2 puerros
  • 1 cebolleta
  • Agua, aceite y sal
  • Opcional: quesitos, curry o comino en polvo

PREPARACIÓN:

1. Pela y trocea toda la verdura y colócala en la olla express. Cubre con agua aproximadamente la mitad de la verdura, aládele un chorrito de aceite y sazona a tu gusto. Tapa la olla y ponla a fuego fuerte hasta que empiece a silbar. Baja el fuego a la mitad y déjala unos 15 minutos.

2. Tritura toda la verdura hasta conseguir una crema uniforme y corrige de sal. Si te queda demasiado espesa añádele un poco de agua caliente (o leche).

3. Si te gustan las especias y los sabores diferentes, añádele a tu crema um poquito de comino en polvo o curry antes de servirla.

Bizcocho de canela

Os presentamos una receta muy sencilla de hacer. Indicada sobre todo para los que no tenéis mucho tiempo en la cocina o no se os da demasiado bien. El resultado es un bizcocho muy jugoso y nada empalagoso que nos ayudará a hacer los desayunos más sabrosos y nutritivos.

INGREDIENTES

  • 150 ml de aceite de girasol
  • 100 ml de leche
  • 2 huevos
  • 210 gr de harina
  • 175 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de canela en polvo

PREPARACIÓN

  1. Mezcla el aceite, la leche y los huevos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  2. En otro bol, pon el resto de los ingredientes (harina, azúcar, levadura, bicarbonato y canela). Tamiza la harina con un colador para evitar que se formen grumos, de esta forma se airea y conseguiremos un bizcocho más esponjoso.
  3. Incorpora la primera mezcla (punto 1) a la segunda (punto 2) y remueve hasta obtener una consistencia homogénea.
  4. Tapa y deja reposar en el frigorífico durante al menos 1 hora.
  5. Precalienta el horno a 180º.
  6. Vuelca la masa en un molde previamente untado con mantequilla y hornear. Cada horno es un mundo por eso es mejor que estés pendiente y cuando veas que ha subido y está dorado abras el horno (no lo hagas antes o no subirá). Pincha con un palito y cuando lo veas totalmente limpio ya puedes sacar tu bizcocho.
  7. Deja enfriar dentro del molde hasta que casi esté frío, entonces desmoldar.

TRUCO

Puedes rellenar el bizcocho de diferentes maneras. Yo tenía unas peras en el frigorífico que se me estaban estropeando así que preparé una especie de compota con las peras, un poco de mantequilla, una cucharada de azúcar y un poquito de leche. Lo pones a fuego medio dando vueltas de vez en cuando para que no se te pegue (si la fruta está muy madura no tardará demasiado en hacerse). Lo retiras de la lumbre y lo pasas por la batidora.

Para rellenar el bizcocho echa en el molde un poco de masa, le pases una capa de esta compota que hemos preparado y terminas de rellenar.