Ribete o borde ondulado

RibeteOndulado

Seguro que a estas alturas ya tendréis casi terminada vuestra manta. El proyecto de esta semana es enseñaros a hacer un ribete para que rematéis vuestra prenda. Da igual cómo de grandes hayáis hecho los cuadrados o qué tamaño tenga vuestra manta, porque con borde obtendréis el largo deseado simplemente repitiendo las seis vueltas tantas veces como sea necesario.

Os aseguramos que es verdaderamente sencillo de tejer: sólo son seis vueltas y no tienes que estar pendientes en exceso, sólo lo justo para no perderos. ¿El tiempo invertido? Pues lógicamente dependerá de la extensión de la manta. Aquí (ejem) el tamaño sí que importa.

Monta 12 puntos.

1ª pasada: Teje del derecho.

2ª pasada: 9 puntos del revés (P.R.), volver la labor, 9 puntos del derecho (P.D.).

3ª pasada: 9 P.R., 3 P.D.

4ª pasada: 3 P.D., 9 P.R.

5ª pasada: 9 P.D., volver la labor, 9 P.R.

6ª pasada: Tejer del derecho.

Repite estas vueltas hasta alcanzar el largo deseado. Termina siempre con una vuelta 6.

Punto cesta

PuntoCesta

Por culpa de la “ciclogénesis explosiva” (lo que antes llamábamos, sencillamente, “tormenta” o “temporal”), nos hemos visto obligadas a tejer más rápido de lo que estamos acostumbradas para poder pasar el invierno lo más calentitas posibles. Entre tanta lluvia, viento, nieve y demás fenómenos atmosféricos, se hace necesario tener a mano un buen abrigo.

Como siempre, un punto muy sencillo tejido a dos agujas. No olvidéis lo que os decimos siempre: si queréis que este recuadro combine con los que os hemos enseñado, usad las agujas y la lana del mismo número. Ya veréis cómo os quedará una labor en relieve y tupida, muy divertida y fácil de hacer. Se teje sin dificultad y no precisa una atención excesiva. De manera que si os perdéis, sólo tendréis que fijaros en el relieve para poder seguir.

¡Ánimo! Liaos la manta a la cabeza y veréis cómo, al final, merece la pena.

Para hacer este dibujo debes introducir múltiplos de ocho puntos más cinco.

1ª pasada: Teje del derecho.

2ª pasada: *5 punto del derecho (P.D.), 3 puntos del revés (P.R.)*. Repetir desde * hasta *.

3ª pasada: *5 P.R., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *.

4ª pasada: *5 punto del derecho (P.D.), 3 puntos del revés (P.R.)*. Repetir desde * hasta *.

5ª pasada: Teje del derecho.

6ª pasada: 1 P.D., *3 P.R., 5 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los cuatro últimos puntos = 3 P.R., 1 P.D.

7ª pasada: 1 P.R., *3 P.D., 5 P.R.*. Repetir desde * hasta *. Los cuatro últimos puntos = 3 P.D., 1 P.R.

8ª pasada: 1 P.D., *3 P.R., 5 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los cuatro últimos puntos = 3 P.R., 1 P.D.

Repetir todas estas pasadas hasta alcanzar el largo deseado.

Manta

Manta

¡Por fin terminé la manta! Sí, me ha llevado muchas horas pero estoy muy orgullosa de que ahora esté ocupando un lugar de privilegio en la sierra de Madrid.

Cada pieza está compuesta de 50 puntos x 50 puntos. Si queréis que vuestros cuadrados sean más grandes, sólo tenéis que aumentar los patrones que os hemos ido dando en nuestros posts. ¡No os perdáis los próximos puntos que os iremos enseñando!

Está hecha con diferentes puntos y en una gama de colores que va del negro al blanco pasando por diferentes tonos de gris. Todas las piezas están cosidas con una costura invisible trabajada del derecho (se mete la aguja lanera por el centro de los puntos y se cose en zigzag).

Y me ha quedado tan resistente, que su propietaria puede sin miedo… tirar de la manta.

Punto lacitos

PuntoLacitos

Ya va notándose el frío y, por eso, os seguimos enseñando nuevos puntos, para que no os quedéis sin manta este invierno.

Una vez más, la sencillez es la protagonista de esta nueva labor. Aunque implique un tejido a dos colores, no perdemos nunca de vista los cuadrados que vamos haciendo, para así lograr una armonía cromática y obtener una manta preciosa. Usad vuestra imaginación a la hora de combinar las distintas labores que os hemos ido enseñando y procurad añadirles otros recuadros tejidos a punto bobo, punto de arroz, a rayas (con diferentes posibilidades)… No tengáis miedo a emplear distintas texturas: lisas, caladas o en relieve, de manera que consigáis una gama multiforme de motivos.

¡Ánimo! Seguro que os queda estupenda y hasta os entran ganas de… liaros la manta a la cabeza.

Todos los puntos se deslizan del revés. En los cambios de color el hilo no se corta sino que se lleva por el lateral de la labor mientras no se usa.

PUNTO DESLIZADO POR EL REVÉS: Introduce la aguja derecha en el primer punto de la aguja izquierda como si se fuera a tejer del revés y sácala de esta. El punto quedará así en la aguja derecha pero sin haberlo tejido.

Monta 35 puntos.

1ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

2ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

3ª pasada: Con el hilo A, *3 puntos del derecho (P.D.), 1 punto deslizado (P.Desl.)*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P.D.

4ª pasada: Con el hilo A, *3 puntos del revés (P.R.), 1 P.Desl.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P. R.

5ª pasada: Con el hilo B, *3 P.D., 1P.Desl.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P.D.

6ª pasada: Con el hilo B teje del derecho.

7ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *1 P.Desl., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.D.

8ª pasada: Con el hilo A, 1 P.R., *1 P.Desl., 3 P.R.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.R.

9ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *1 P.Desl., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.D.

10ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

Repite estas vueltas hasta alcanzar el largo deseado.

Punto rayas dentadas

RayasDentadas

Para celebrar la llegada del otoño queremos presentaros otro nuevo punto. Si empieza a hacer frío o llueve, coge tu madeja y tus agujas y anímate a hacer este vistoso punto, muy sencillo de tricotar.

Aunque no lo parezca, es igual de fácil que los anteriores puntos que os hemos mostrado aquí. En los cambios de color el hilo no se corta, sino que se lleva por el lateral de la labor mientras no se usa.

PUNTO DESLIZADO POR EL DERECHO: Introduce la aguja derecha en el primer punto de la aguja izquierda como si se fuera a tejer del derecho y sácala de esta. El punto quedará así en la aguja derecha pero sin haberlo tejido.

Monta 36 puntos.

1ª pasada: Con el hilo A, teje del derecho.

2ª pasada: Con el hilo A, teje del derecho.

3ª pasada: Con el hilo B, 1 punto del derecho (P.D.), *2 puntos deslizados (P. Desl.), 2 puntos del derecho (P.D.)*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

4ª pasada: Con el hilo B, 1 P.D., *2 P.Desl., 2 puntos del revés (P.R.). *. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

5ª y 6ª pasada: Con el hilo A repite las vueltas 1 y 2.

7ª y 8ª pasada: Con el hilo B repite las vueltas 3 y 4.

9ª y 10ª pasada: Con el hilo B teje del derecho.

11ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *2 P.Desl., 2 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos =  2 P.Desl.,1 P.D.

12ª pasada: Con el hilo A, 1P.D., *2 P.Desl., 2 P.R. *. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

13ª y 14ª pasada: Con el hilo B teje del derecho.

15ª pasada: Con el hilo A repite la vuelta 11.

16ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *2 P.Desl., 2 P.R.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

Punto de rombos

PuntoRombos

Con el calor que hace, seguro que piensas que estamos locas y lo que menos te apetece es ponerte a tricotar. Aprovecha esas horas muertas encerrada en casa hasta que baje el sol para practicar este punto y hacerte otro cuadrado para tu manta.

En los tutoriales que os vamos enseñando para los distintos puntos de lo que será nuestra manta siempre empleamos lanas del mismo grosor y agujas del mismo número (3,5/4). Así, nuestro proyecto final resultará uniforme, mientras que, de otra forma, se verían distintos grosores y quedaría feo.

Y recuerda lo que dice el refrán: “El verano que más dura, buen invierno asegura”.

Monta 33 puntos.

1ª pasada: Derecho.

2ª pasada: 1 punto del derecho (P.D.), *7 punto del revés (P.R.), 1 P.D.* Repetir desde * hasta *.

3ª pasada: 4 P.D., *1 P.R., 7 P.D.* Repetir desde * hasta *.

4ª pasada: 1 P.D., *2 P.R., 1 P.D., 1 P.R., 1 P.D., 2 P.R., 1 P.D.* Repetir desde * hasta *.

5ª pasada: 2 P.D., *1 P.R., 1 P.D. (hacer dos veces), 1 P.R., 3 P.D., Repetir desde * hasta *. Los 7 últimos puntos: 1 P.R., 1 P.D.,  (hacer dos veces), 1 P.R., 2 P.D.

6ª pasada: Repetir la vuelta 4.

7ª pasada: Repetir la vuelta 3.

8ª pasada: 1 P.D., *7 P.R., 1 P.D.* Repetir desde * hasta *.

Cerezas

Cerezas

Ya hace frío y la ciudad se cubre de colores oscuros. Alegra tu chaquetón con este divertido broche de cerezas o cuélgatelo de la mochila. Eso sí: si te preguntan, tú di siempre que es fruta nacional, del valle del Jerte.

¿Recordáis que os enseñamos a hacer pompones? Pues simplemente necesitas dos de color rojo, un par de materiales más y unos minutos. ¡Son muy fáciles de hacer!

MATERIALES:

  • 2 pompones rojos
  • Cola de ratón verde (es la cinta que hará de rabito)
  • Fieltro verde de dos tonalidades
  • Imperdible para broches
  • Aguja (normal y lanera), hilo y tijeras (normales y de zig-zag)

PASO A PASO

1. Realiza dos pompones con lana roja.

2. y 3. Enhebra una aguja lanera con la cola de ratón y atraviesa los dos pompones. Asegura ambos extremos con un nudo.

4. Haz dos hojas en fieltro, cada una de un color y recórtalas con las tijeras de zig-zag.

5. Monta ligeramente una hoja encima de la otra y cóselas como en la imagen, con un punto pequeño y formando con las puntadas un dibujo. En este paso debes coser también el rabito de las cerezas aprovechando la unión de las dos piezas de fieltro.

6. Dale la vuelta a la labor y cósele el imperdible para broches.

Flores de punto

Rosas

Seguro que tenéis una camiseta que os gusta, que es muy cómoda pero a veces la veis sosa, sin gracia y quisierais alegrarla o simplemente darle un aire diferente. Os proponemos unas sencillas rosas llenas de color que animarán cualquier prenda que tengáis.

En nuestro caso, una camiseta blanca, un básico que no puede faltar en cualquier armario. Una prenda versátil que, con unos vaqueros, es un look muy sport y, con una o varias de estas flores, os aportará un estilo muy romántico y divertido.

MATERIALES: 

  • Lana de colores
  • Agujas de 5 mm.
  • Imperdibles para broches
  • Aguja lanera
  • Aguja e hilo

PASO A PASO:

Montamos 10 puntos.

1ª pasada: Tejer del derecho.

2ª pasada: Tejer del revés.

3ª pasada: Tejer del derecho todos los puntos, por delante y por detrás (al final tendrás que tener 20 puntos).

4ª pasada: Tejer del revés.

5ª pasada: Tejer del derecho todos los puntos, por delante y por detrás (al final tendrás que tener 40 puntos).

6ª pasada: Tejer del revés.

7ª pasada: Tejer del derecho todos los puntos, por delante y por detrás (al final tendrás que tener 80 puntos).

8ª pasada: Tejer del revés.

9ª pasada: Cierra todos los puntos del derecho sin apretar. Corta el hilo y pásalo por la cadena que nos queda de manera que hagamos un nudo.

Verás dos hebras de lana. La primera de ellas, la que te quedó después de haber montado todos los puntos tienes que esconderla, con la ayuda de una aguja lanera, en el revés de la pieza que acabas de tejer.

Comienza a enroscar por el extremo en el que no tienes ninguna hebra suelta de lana. Ahora dependerá de cómo quieras tu rosa, más abierta o más cerrada. Una vez armada nuestra flor, enhebra el cabo de lana que te queda suelto y cose todas las capas.

Sólo te queda coserle el imperdible para broches con un hilo del mismo color que tu flor y ¡a lucirla!

 

Pompones

Pompón

Os voy a enseñar a hacer pompones. Una manualidad muy sencilla y divertida, tanto que son ideales para que las princesas de la casa pasen una tarde de domingo tranquila. A Lucía, que ya tiene 10 años, le encantó aprender a hacerlos (eso y que nos pintáramos las uñas, y la verdad es que los pompones le salieron mucho mejor).

Lucía vive en Málaga y siempre que nos vemos, que no es tanto como quisiéramos, nos volvemos locas haciendo cositas. Es un manojo de nervios y muy inquieta pero le apasiona aprender y disfrutamos mucho juntas.

¡Id practicando porque os enseñaremos a sacarle provecho a vuestros pompones!

MATERIALES:

  • Un trozo de cartón
  • Tijeras
  • Lana de colores
  • Una aguja lanera

PASO A PASO:

1. Necesitarás 2 trocitos de cartón con forma de círculo (usa como plantilla cualquier cosa que tengas a mano: un vasito, una tapadera…) y hazles en el centro otro círculo más pequeño. Recorta ambas plantillas como en la imagen.

El tamaño de vuestro círculo será el tamaño de nuestro pompón.

2. Enhebra la aguja lanera con una hebra larga y comienza a pasarla por el agujero del centro (ambos círculos tienen que estar unidos).

Si pones la hebra doble tardarás menos en rellenar todo el agujero.

3. y 4. Rodea todo el círculo, desde dentro hacia afuera, las veces que sea necesario hasta que se cubra toda la plantilla.

5. y 6. Recorta con las tijeras la lana, metiéndolas entre las dos plantillas de cartón pero sin cortarlas.

7. Separa ligeramente ambos cartones y pasa un trozo de lana alrededor haciendo un nudo fuerte (es lo que mantendrá unidas las hebras que forman tu pompón y si queda flojo se te desarmará).

8. Corta los cartones por un extremo y sácalos. ¡Ya tienes tu pompón!

Recorta un poco para quitarle lo que sobre y dale forma.