Antifaz

Antifaz

En la feria del libro encontramos un ejemplar con labores de costura muy sencillas y originales: “Coser y cantar” de Choë Owens (editorial Ámbar).

Ahora que los días son más largos y muchos de vosotros seguro que habéis empezado la jornada continua, probablemente os apetezca echaros una siesta al llegar a casa. Solo hay un problema: demasiada luz. Pero como no hay problema sin solución, esta idea es perfecta para aislarse, evitando, así, esos molestos rayos de sol. Y si no, que se lo pregunten al Guerrero que no se lo quitaba ni en la ducha…

MATERIALES:

  • Tela o fieltro para la parte delantera.
  • Tela para la parte interior.
  • Agujas, alfileres, imperdible y tijeras.
  • Cinta elástica.
  • Máquina de coser.
  • Guata (opcional).

PASO A PASO:

1. Dibuja el antifaz como te mostramos en la primera imagen (dobla una hoja de papel y dibuja sólo una mitad de manera que al recortarla tengas la plantilla completa).

Con la plantilla anterior recorta las dos piezas (interior y exterior) de tu antifaz y otra de guata si quieres que esté más blandita.

2. Corta un trozo de tela de unos 5 cm. de ancho aproximadamente y lo suficientemente largo como para que se rice una vez metas la goma. Cose la tela a lo largo dejando los extremos abiertos para poder darle la vuelta a la cinta y meterle el elástico.

Mide la cinta elástica sobre tu cabeza de sien a sien (que sujete pero no apriete).

3.  Con la ayuda de un imperdible sujeto en uno de los extremos del elástico mételo por la cinta de manera que esta se vaya rizando.

4 y 5. Coloca las piezas de tela derecho con derecho como en la imagen, sin olvidar poner en medio la cinta elástica, y cose todas las piezas,. No olvides dejar un pequeño trocito sin coser para poder girar tu antifaz del derecho.

6. Gira del derecho y cierra la abertura con una puntada invisible.

Tutorial Antifaz

Punto cesta

PuntoCesta

Por culpa de la “ciclogénesis explosiva” (lo que antes llamábamos, sencillamente, “tormenta” o “temporal”), nos hemos visto obligadas a tejer más rápido de lo que estamos acostumbradas para poder pasar el invierno lo más calentitas posibles. Entre tanta lluvia, viento, nieve y demás fenómenos atmosféricos, se hace necesario tener a mano un buen abrigo.

Como siempre, un punto muy sencillo tejido a dos agujas. No olvidéis lo que os decimos siempre: si queréis que este recuadro combine con los que os hemos enseñado, usad las agujas y la lana del mismo número. Ya veréis cómo os quedará una labor en relieve y tupida, muy divertida y fácil de hacer. Se teje sin dificultad y no precisa una atención excesiva. De manera que si os perdéis, sólo tendréis que fijaros en el relieve para poder seguir.

¡Ánimo! Liaos la manta a la cabeza y veréis cómo, al final, merece la pena.

Para hacer este dibujo debes introducir múltiplos de ocho puntos más cinco.

1ª pasada: Teje del derecho.

2ª pasada: *5 punto del derecho (P.D.), 3 puntos del revés (P.R.)*. Repetir desde * hasta *.

3ª pasada: *5 P.R., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *.

4ª pasada: *5 punto del derecho (P.D.), 3 puntos del revés (P.R.)*. Repetir desde * hasta *.

5ª pasada: Teje del derecho.

6ª pasada: 1 P.D., *3 P.R., 5 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los cuatro últimos puntos = 3 P.R., 1 P.D.

7ª pasada: 1 P.R., *3 P.D., 5 P.R.*. Repetir desde * hasta *. Los cuatro últimos puntos = 3 P.D., 1 P.R.

8ª pasada: 1 P.D., *3 P.R., 5 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los cuatro últimos puntos = 3 P.R., 1 P.D.

Repetir todas estas pasadas hasta alcanzar el largo deseado.

Manta

Manta

¡Por fin terminé la manta! Sí, me ha llevado muchas horas pero estoy muy orgullosa de que ahora esté ocupando un lugar de privilegio en la sierra de Madrid.

Cada pieza está compuesta de 50 puntos x 50 puntos. Si queréis que vuestros cuadrados sean más grandes, sólo tenéis que aumentar los patrones que os hemos ido dando en nuestros posts. ¡No os perdáis los próximos puntos que os iremos enseñando!

Está hecha con diferentes puntos y en una gama de colores que va del negro al blanco pasando por diferentes tonos de gris. Todas las piezas están cosidas con una costura invisible trabajada del derecho (se mete la aguja lanera por el centro de los puntos y se cose en zigzag).

Y me ha quedado tan resistente, que su propietaria puede sin miedo… tirar de la manta.

Punto lacitos

PuntoLacitos

Ya va notándose el frío y, por eso, os seguimos enseñando nuevos puntos, para que no os quedéis sin manta este invierno.

Una vez más, la sencillez es la protagonista de esta nueva labor. Aunque implique un tejido a dos colores, no perdemos nunca de vista los cuadrados que vamos haciendo, para así lograr una armonía cromática y obtener una manta preciosa. Usad vuestra imaginación a la hora de combinar las distintas labores que os hemos ido enseñando y procurad añadirles otros recuadros tejidos a punto bobo, punto de arroz, a rayas (con diferentes posibilidades)… No tengáis miedo a emplear distintas texturas: lisas, caladas o en relieve, de manera que consigáis una gama multiforme de motivos.

¡Ánimo! Seguro que os queda estupenda y hasta os entran ganas de… liaros la manta a la cabeza.

Todos los puntos se deslizan del revés. En los cambios de color el hilo no se corta sino que se lleva por el lateral de la labor mientras no se usa.

PUNTO DESLIZADO POR EL REVÉS: Introduce la aguja derecha en el primer punto de la aguja izquierda como si se fuera a tejer del revés y sácala de esta. El punto quedará así en la aguja derecha pero sin haberlo tejido.

Monta 35 puntos.

1ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

2ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

3ª pasada: Con el hilo A, *3 puntos del derecho (P.D.), 1 punto deslizado (P.Desl.)*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P.D.

4ª pasada: Con el hilo A, *3 puntos del revés (P.R.), 1 P.Desl.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P. R.

5ª pasada: Con el hilo B, *3 P.D., 1P.Desl.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P.D.

6ª pasada: Con el hilo B teje del derecho.

7ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *1 P.Desl., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.D.

8ª pasada: Con el hilo A, 1 P.R., *1 P.Desl., 3 P.R.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.R.

9ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *1 P.Desl., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.D.

10ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

Repite estas vueltas hasta alcanzar el largo deseado.

Platos personalizados

Plato

En enero os enseñamos a personalizar vuestras tazas, pero es verdad que los rotuladores, aunque vengan a ser la técnica más sencilla (especialmente indicada para los menos habilidosos o los más peques), no son la solución más permanente ni la que mejor soporta el paso por el lavavajillas.

Como varias de vosotras nos habéis consultado al respecto, hemos decidido repetir la entrada pero cambiando la pintura por una especialmente indicada para cerámica. Es probable que tengas que ser un poquito más habilidosa y paciente a la hora de dibujar con ella, ya que la tienes que aplicar con pincel. En cualquier caso, vale la pena, créeme: el resultado es espectacular.

Las modelos que hemos usado para estos platos son Dolores Promesas y Meg, protagonista del corto de animación “Paperman”, de Disney, según Los Angeles Times, “una carta de amor al género romántico; una bella pieza en blanco y negro que te dejará sin habla”.

MATERIALES:

  • 1 Plato (también puedes usar una taza, un vaso…)
  • Pintura especial para porcelana (como los de la foto)
  • Una plantilla con el diseño deseado
  • Papel calco, celo y un lápiz
  • Pinceles

PASO A PASO:

1. Lava bien el plato para eliminar cualquier resto de grasa o suciedad.

2. Pon el papel calco y la plantilla encima sujetándola con la ayuda del celo y transfiere el motivo elegido.

3. Quita el calco y pinta, poco a poco,  tu diseño.

4. Deja secar. Mete el plato en el horno unos 30 minutos a 180º para que se fije la pintura.

TutorialPlatos

Regalo de buena vida

RegaloBebe

Con una divertida tela hemos creado un regalo diferente, original y personalizado para celebrar la llegada de una nueva persona.

Lo que hemos hecho ha sido recopilar varios proyectos que ya os hemos propuesto en el blog: bolsas de tela, cestas de tela y el estuche para confeccionar un regalo muy útil que les servirá varios años. Cómo veis, el estuche lo hemos adaptado para cuando el bebé empiece a tomar sus primeras comidas, de manera que la mamá pueda llevar siempre en el bolso los cubiertos y el babero (le hemos añadido un bolsillo) en este divertido estuche.

Estuches para las vacaciones

EstucheToyStory

Los peques están de vacaciones, pero no pueden olvidarse de la rutina diaria de hacer unos pocos deberes. Y estos no tienen por qué ser tan aburridos, sobre todo si cuentan con uno de estos divertidos estuches. Unos crayons rolls personalizados para hacerles mucho más atractivos sus ejercicios veraniegos. Al menos, estarán deseando abrirlos y jugar con los colores, sacarlos, ordenarlos, volver a guardarlos, enrollar el estuche…

Proponedles actividades como pintar, repasar los dibujos sin salirse, leer su cuento favorito… Actividades muy atractivas para los niños, con las que disfrutan de verdad. Así no tendrán la sensación de hacer deberes sino de estar jugando.

Recordad que el tutorial os enseñamos a hacerlo hace poco y es muy fácil. Al modelo de las princesas Disney y al de Toy Story les hemos puesto un velcro porque los destinatarios son un poco pequeños para enrollar la cinta y hacerle el nudo.

Los latinos se regían por la máxima del “docere et delectare” (“docere”, por cierto, se pronuncia “dóquere”), esto es, “instruir y deleitar”. O lo que es lo mismo: aprender a la vez que se disfruta. Nosotras tenemos mucho de latinas.

Punto Banderines

PuntoBanderines

Os vamos a enseñar, poco a poco, a hacer distintos puntos fantasía para que confeccionéis con ellos piezas que, ensamblándolas, os darán como resultado una preciosa manta.

Tejer piezas pequeñas y unirlas después para obtener una labor de gran tamaño os permite aprovechar los restos de lana que tengáis por casa.

Combinando los distintos puntos, y dependiendo del tamaño y el color de vuestros cuadros, podréis hacer diferentes mantas y colchas.

Tened en cuenta algo importante que, aunque parezca evidente, es fácil pasarlo por alto: el grosor de la lana debe ser el mismo para toda la labor.

Montar 35 puntos.

1ª pasada: 1 punto del derecho (P.D.), *1 punto del revés (P.R.), 10 P.D.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

2ª pasada: 1 P.D., *9 P.R., 2 P.D.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

3ª pasada: 1 P.D., *3 P.R., 8 P.D.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

4ª pasada: 1 P.D., *7 P.R., 4 P.D.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

5ª pasada: 1 P.D., *5 P.R., 6 P.D.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

6ª y 7ª pasada: Repetir pasada 5ª.

8ª pasada:  Repetir pasada 4ª.

9ª pasada:  Repetir pasada 3ª.

10ª pasada:  Repetir pasada 2ª.

11ª pasada:  Repetir pasada 1ª.

12ª pasada: 1 P.D., *1 P.D., 10 P.R.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

13ª pasada: 1 P.D., *9 P.D., 2 P.R.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

14ª pasada: 1 P.D., *3 P.D., 8 P.R.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

15ª pasada: 1 P.D., *7 P.D., 4 P.R.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

16ª pasada: 1 P.D., *5 P.D., 6 P.R.* Repetir desde * hasta *. El último punto del derecho.

17ª y 18ª pasada: Repetir pasada 16ª.

19ª pasada: Repetir pasada 15ª.

20ª pasada: Repetir pasada 14ª.

21ª pasada: Repetir pasada 13ª.

22ª pasada: Repetir pasada 12ª.

Repetir todas estas pasadas hasta alcanzar el largo deseado.

Rosas

Rosas

¡Son tan bonitas! Nada que ver con los típicos pasadores de flores, planos y sin gracia. Estos tienen forma de preciosas rosas tridimensionales, casi de verdad, para señoritas que empiezan a coquetear.

El tutorial, aunque en inglés, está muy bien explicado porque lo ilustra con fotografías, muy fácil de seguir. Una vez tengáis hecha la primera de vuestras flores, ya veréis como seguís practicando hasta haceros un precioso ramillete. El blog para hacer estas rosas se llama The Purl bee.

Juan Ramón Jiménez dejó escrito: “No la toques ya más… que así es la rosa”.

¡Lo próximo que vamos a hacer será el precioso osito Teddy!

Estuche o crayons roll

Estuche

Los había visto por internet e incluso en la papelería de unos grandes almacenes y me habían enamorado, pero creía que iban a ser muy difíciles y que no sería capaz. De eso nada: ¡son tan fáciles de hacer!

La traducción original de crayons roll sería algo así como “rollo para las ceras”, o lo que es lo mismo: un estuche enrollable. La misma idea se utiliza para guardar las brochas así que, como veis, es una estupenda idea con muchos usos (nosotras hasta hemos hecho alguno para los cubiertos).

Puedes variar el patrón y adaptarlo a tus gustos o necesidades: con más huecos, con una pequeña bolsa (ciérrala con velcro o una cremallera)…

El tutorial es muy sencillo pero si no os apañáis muy bien con las imágenes y necesitáis ver cómo se hace, os ponemos el enlace de “The DIY Dish”, conducido por dos gemelas.

“La casa debe ser el estuche de la vida, una máquina de felicidad”, decía el arquitecto Le Corbusier. Nuestros estuches son algo más modestos que una casa, pero también os pueden hacer -al manos- tan felices como a nosotras.

Instrucciones

PASO A PASO:

1. Corta tres trozos de tela de 50 x 25 y un trozo de guata del mismo tamaño. Dobla la tela que será el bolsillo (recuerdda que si tu tela tiene consistencia puedes usar un retal de 50 x 12).

2. Con la ayuda de un lápiz de marcar tela dibuja los huecos para tus lápices (o cubiertos o brochas…). Para los lápices nosotras hemos marcado los huecos cada 2 cm.

3. Coloca la guata, la tela que hará de interior del estuche y el bolsillo con los huecos dibujados. Asegura con unos alfileres.

4. Cose, por el derecho de la tela, los bolsillos. Pasa los hilos al revés de la labor (por el lado de la guata), asegura los extremos y corta el sobrante.

5. Coloca la cinta (dos veces el largo de vuestro estuche) en uno de los extremos y asegúrala con un alfiler.

6. Coloca el otro recuadro de tela, derecho con derecho, asegura las telas con alfileres y cose toda la labor dejando unos 15 cm para poder darle la vuelta al derecho de tu estuche.

Plancha y cose con una puntada invisible el hueco que te ha quedado abierto.

Paso a Paso