Regalos DIY: Talón para hacer regalos

En estos momentos en los que los anuncios nos dicen que compremos, y ya sea bien al bombardeo de la publicidad y a que las fechas ayudan y parece que debes entrar en todas las tiendas buscando ese “algo” especial. Pero, hay para quienes por mucho que busques no encuentras su “algo”, y es para ellas y ellos, para quien diseñamos este talonario.

Admito que la idea no es mía. Hace mucho tiempo lo vi en una tienda, pero no podía permitírmelo y además no todos los talones de ese talonario me gustaban, así que diseñe el mio propio.

Para hacer un talonario, necesitas:

MATERIALES
1. Mucha paciencia.
2. Manejo de un programa que te ayude a diseñar, cualquiera es bueno, desde el más profesional hasta los que ya nos vienen instalados en el ordenador o algunos que hay ahora gratis en Internet. También podemos utilizar las técnicas de siempre, papel y tijera y un poquito de scrap.
3. Algunas fotos de la persona que va a recibir el regalo o de actividades o viajes que hayas realizado con esa persona.
4. Algo de imaginación, para las frases que harán los vales o talones.
5. Impresora, hojas de papel algo más gruesas de lo normal, tijeras y grapadora.Portada+del+Talonario

MANOS A LA OBRA

1. Busca un programa informático que sepas usar. O ármate con papel, cartulina, reglas, pintruas y tijeras y haz un poco de scrap.

2. Diseña el tamaño del talón. El que hemos hecho aquí es de 18 centímetros de largo por 8 de ancho. Traza una línea gorda o rectángulo en el extremo izquierdo del talón, ahí colocarás las grapas.

3. Diseña primero la portada, dejando claro para quien es el talonario.

4. Diseña las instrucciones de uso,  caducidad de los talones, etc… Da rienda suelta a tu imaginación. ¿Se pueden usar más de una vez? ¿Qué es necesario para usarlos?.

5. Piensa en actividades o “talones” para la persona que recibe el regalo, y una vez que las incorporas al talón, pues ve añadiendo algún corazón, alguna foto, algún sello bonito, o incluso hasta washi-tape.

6. Recorta todos los talones, y los unes por la parte más oscura o negra que es donde van las grapas.

7. Listo para regalar.

Primera+página+talonario

Este es un regalo de último momento, y viene muy bien para las épocas de crisis. Queda muy bonito si puedes añadir fotos de las actividades que propones en el talón o fotos de la persona a la que se lo regalas.

Aquí os dejo algunas frases por si se os acaban las ideas, algunas por qué no, un poquito picantes.

Vale por: “Llamadas infinitas”. Tú dime y te llamo o bien te escribo. El caso es que aunque haya unos pocos de kilómetros entre nosotros nos sentamos cerca.

Vale por: “Una cena con velitas para dos”. Yo pongo la lencería y tu eliges postre 😉

Vale por: “Una cena en el lugar que más te guste”. Tú eliges el lugar y el día y disfrutamos de la comida y sitio que más te guste, con la mejor compañía y la mejor conversación.

Vale por: “Una café para charlar de nuestra vida”. Puede ser aquí o en en el fin del mundo. La idea es hablar, hablar y hablar.

Vale por: “Un viaje a ____________”. Hacemos las maletas, nos compramos una guía y allá que vamos. 

Como veis hay muchos. Un striptease, un montón de “te quieros”, unas entradas al cine, un curso de cocina, ayudarte con tu blog ;), ir a comprar con una amiga, una noche de chicas, ir a patinar, ir a bucear, un paseo por la montaña….

Más o menos picantes, para la pareja, para tu madre o para tus amigas, el talón es una manera de hacer un regalo bonito y con mucha personalidad. Eso sí, ¡¡ los talones se deben hacer realidad !!

Anuncios

Santa Claus

Santa Claus

Aunque para los que hemos crecido con los Reyes Magos, Santa Claus y Papá Noel son el mismo personaje, en realidad parece ser que este último es un emigrante holandés que acabó fundando Nueva York (antes Nueva Ámsterdam). En holandés, San Nicolás es Sinterklaas, pero, dada la dificultad, Washington Irving, en una sátira al santo, adaptó la pronunciación angloparlante propiciando la denominación de Santa Claus. Nuestro amigo el emigrante siguió viajando, de Estados Unidos a Inglaterra y de ahí a Francia, donde dio pie a Papa Noel.

Ahora se cree que el origen de ambos fue un tal Nicolás, obispo que llegó a santo y que… era español. La pertenencia de Flandes a la Corona de España en tiempos de los Austrias explicaría el porqué en Holanda siguen creyendo que el personaje viaja hasta allá desde nuestro país. El tiempo fue haciendo que este santo católico fuera desplazando a otros personajes paganos.

Los Reyes Magos son otra historia… La actriz y niña prodigio Shirley Temple confesó una vez: “Dejé de creer en Santa Claus cuando tenía seis años. Mi madre me llevó a verlos a unos grandes almacenes…y me pidió un autógrafo.”

MATERIALES:

  • Fieltro blanco, rojo, negro y color carne
  • Fibra hueca o guata
  • Cordón o cinta
  • Aguja, hilo y tijeras
  • Cartón, lápiz y tijeras (para hacer las plantillas)Campanilla (opcional)
  • Campanilla (opcional)

PASO A PASO:

1. Dibuja en el cartón las plantillas siguiendo las instrucciones del pdf y recórtalas. Haz lo mismo en el fieltro, en el color que corresponda.

2. En una de las piezas blancas más grande (la que sería la cabeza), cose la cara y sobre ésta los ojos, y las cejas. Añade después el bigote, justo debajo y haciendo coincidir los bordes con los de la cara. Remata tu cara con la nariz.

3. Cose a la parte superior de ambas cabezas lo que sería el gorro (con un punto pequeño). Haz coincidir los bordes de manera que te cuadren.

4. Coge las 2 piezas anteriores (revés con revés) e inserta entre ambas el cordón o la cinta. Cose ambas piezas con un punto pequeño.

No olvides dejar sin coser un pequeño trocito para poder rellenarla con la fibra hueca o la guata. Cose la abertura que dejaste para rellenar.

Plantilla Santa Claus