Antifaz

Antifaz

En la feria del libro encontramos un ejemplar con labores de costura muy sencillas y originales: “Coser y cantar” de Choë Owens (editorial Ámbar).

Ahora que los días son más largos y muchos de vosotros seguro que habéis empezado la jornada continua, probablemente os apetezca echaros una siesta al llegar a casa. Solo hay un problema: demasiada luz. Pero como no hay problema sin solución, esta idea es perfecta para aislarse, evitando, así, esos molestos rayos de sol. Y si no, que se lo pregunten al Guerrero que no se lo quitaba ni en la ducha…

MATERIALES:

  • Tela o fieltro para la parte delantera.
  • Tela para la parte interior.
  • Agujas, alfileres, imperdible y tijeras.
  • Cinta elástica.
  • Máquina de coser.
  • Guata (opcional).

PASO A PASO:

1. Dibuja el antifaz como te mostramos en la primera imagen (dobla una hoja de papel y dibuja sólo una mitad de manera que al recortarla tengas la plantilla completa).

Con la plantilla anterior recorta las dos piezas (interior y exterior) de tu antifaz y otra de guata si quieres que esté más blandita.

2. Corta un trozo de tela de unos 5 cm. de ancho aproximadamente y lo suficientemente largo como para que se rice una vez metas la goma. Cose la tela a lo largo dejando los extremos abiertos para poder darle la vuelta a la cinta y meterle el elástico.

Mide la cinta elástica sobre tu cabeza de sien a sien (que sujete pero no apriete).

3.  Con la ayuda de un imperdible sujeto en uno de los extremos del elástico mételo por la cinta de manera que esta se vaya rizando.

4 y 5. Coloca las piezas de tela derecho con derecho como en la imagen, sin olvidar poner en medio la cinta elástica, y cose todas las piezas,. No olvides dejar un pequeño trocito sin coser para poder girar tu antifaz del derecho.

6. Gira del derecho y cierra la abertura con una puntada invisible.

Tutorial Antifaz

Ribete o borde ondulado

RibeteOndulado

Seguro que a estas alturas ya tendréis casi terminada vuestra manta. El proyecto de esta semana es enseñaros a hacer un ribete para que rematéis vuestra prenda. Da igual cómo de grandes hayáis hecho los cuadrados o qué tamaño tenga vuestra manta, porque con borde obtendréis el largo deseado simplemente repitiendo las seis vueltas tantas veces como sea necesario.

Os aseguramos que es verdaderamente sencillo de tejer: sólo son seis vueltas y no tienes que estar pendientes en exceso, sólo lo justo para no perderos. ¿El tiempo invertido? Pues lógicamente dependerá de la extensión de la manta. Aquí (ejem) el tamaño sí que importa.

Monta 12 puntos.

1ª pasada: Teje del derecho.

2ª pasada: 9 puntos del revés (P.R.), volver la labor, 9 puntos del derecho (P.D.).

3ª pasada: 9 P.R., 3 P.D.

4ª pasada: 3 P.D., 9 P.R.

5ª pasada: 9 P.D., volver la labor, 9 P.R.

6ª pasada: Tejer del derecho.

Repite estas vueltas hasta alcanzar el largo deseado. Termina siempre con una vuelta 6.

Manta

Manta

¡Por fin terminé la manta! Sí, me ha llevado muchas horas pero estoy muy orgullosa de que ahora esté ocupando un lugar de privilegio en la sierra de Madrid.

Cada pieza está compuesta de 50 puntos x 50 puntos. Si queréis que vuestros cuadrados sean más grandes, sólo tenéis que aumentar los patrones que os hemos ido dando en nuestros posts. ¡No os perdáis los próximos puntos que os iremos enseñando!

Está hecha con diferentes puntos y en una gama de colores que va del negro al blanco pasando por diferentes tonos de gris. Todas las piezas están cosidas con una costura invisible trabajada del derecho (se mete la aguja lanera por el centro de los puntos y se cose en zigzag).

Y me ha quedado tan resistente, que su propietaria puede sin miedo… tirar de la manta.

Punto lacitos

PuntoLacitos

Ya va notándose el frío y, por eso, os seguimos enseñando nuevos puntos, para que no os quedéis sin manta este invierno.

Una vez más, la sencillez es la protagonista de esta nueva labor. Aunque implique un tejido a dos colores, no perdemos nunca de vista los cuadrados que vamos haciendo, para así lograr una armonía cromática y obtener una manta preciosa. Usad vuestra imaginación a la hora de combinar las distintas labores que os hemos ido enseñando y procurad añadirles otros recuadros tejidos a punto bobo, punto de arroz, a rayas (con diferentes posibilidades)… No tengáis miedo a emplear distintas texturas: lisas, caladas o en relieve, de manera que consigáis una gama multiforme de motivos.

¡Ánimo! Seguro que os queda estupenda y hasta os entran ganas de… liaros la manta a la cabeza.

Todos los puntos se deslizan del revés. En los cambios de color el hilo no se corta sino que se lleva por el lateral de la labor mientras no se usa.

PUNTO DESLIZADO POR EL REVÉS: Introduce la aguja derecha en el primer punto de la aguja izquierda como si se fuera a tejer del revés y sácala de esta. El punto quedará así en la aguja derecha pero sin haberlo tejido.

Monta 35 puntos.

1ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

2ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

3ª pasada: Con el hilo A, *3 puntos del derecho (P.D.), 1 punto deslizado (P.Desl.)*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P.D.

4ª pasada: Con el hilo A, *3 puntos del revés (P.R.), 1 P.Desl.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P. R.

5ª pasada: Con el hilo B, *3 P.D., 1P.Desl.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 3 P.D.

6ª pasada: Con el hilo B teje del derecho.

7ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *1 P.Desl., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.D.

8ª pasada: Con el hilo A, 1 P.R., *1 P.Desl., 3 P.R.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.R.

9ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *1 P.Desl., 3 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los dos últimos puntos = 1 P.Desl., 1 P.D.

10ª pasada: Con el hilo A teje del derecho.

Repite estas vueltas hasta alcanzar el largo deseado.

Punto rayas dentadas

RayasDentadas

Para celebrar la llegada del otoño queremos presentaros otro nuevo punto. Si empieza a hacer frío o llueve, coge tu madeja y tus agujas y anímate a hacer este vistoso punto, muy sencillo de tricotar.

Aunque no lo parezca, es igual de fácil que los anteriores puntos que os hemos mostrado aquí. En los cambios de color el hilo no se corta, sino que se lleva por el lateral de la labor mientras no se usa.

PUNTO DESLIZADO POR EL DERECHO: Introduce la aguja derecha en el primer punto de la aguja izquierda como si se fuera a tejer del derecho y sácala de esta. El punto quedará así en la aguja derecha pero sin haberlo tejido.

Monta 36 puntos.

1ª pasada: Con el hilo A, teje del derecho.

2ª pasada: Con el hilo A, teje del derecho.

3ª pasada: Con el hilo B, 1 punto del derecho (P.D.), *2 puntos deslizados (P. Desl.), 2 puntos del derecho (P.D.)*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

4ª pasada: Con el hilo B, 1 P.D., *2 P.Desl., 2 puntos del revés (P.R.). *. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

5ª y 6ª pasada: Con el hilo A repite las vueltas 1 y 2.

7ª y 8ª pasada: Con el hilo B repite las vueltas 3 y 4.

9ª y 10ª pasada: Con el hilo B teje del derecho.

11ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *2 P.Desl., 2 P.D.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos =  2 P.Desl.,1 P.D.

12ª pasada: Con el hilo A, 1P.D., *2 P.Desl., 2 P.R. *. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

13ª y 14ª pasada: Con el hilo B teje del derecho.

15ª pasada: Con el hilo A repite la vuelta 11.

16ª pasada: Con el hilo A, 1 P.D., *2 P.Desl., 2 P.R.*. Repetir desde * hasta *. Los tres últimos puntos = 2 P.Desl.,1 P.D.

Delantal (1)

Si tenéis en casa niños, seguro que ya van queriendo meterse en la cocina, jugar con la harina y mezclar los ingredientes para convertirse en pequeños masterchef.

Pues bien, pensando en ellos, esta semana queremos compartir con vosotros este tutorial tan sencillo que vimos en el blog “Mi rincón de mariposas“.

Más adelante os mostraremos cómo hacer otro delantal de dos piezas, igual de sencillo pero cuyo resultado es algo más coqueto, más femenino y, por qué no decirlo, con las telas adecuadas y las terminaciones apropiadas, obtendremos un resultado muy retro.

El diario estadounidense Wall Street Journal, en un articulo de 2005, aseguraba que el delantal está gozando de un renacimiento como accesorio retro-chic en los Estados Unidos. Claro, lo vintage está volviendo, pero permitiendo que los chicos se integren.

Como reza el refrán: “La madre y el delantal tapan mucho mal.”

 

Punto de rombos

PuntoRombos

Con el calor que hace, seguro que piensas que estamos locas y lo que menos te apetece es ponerte a tricotar. Aprovecha esas horas muertas encerrada en casa hasta que baje el sol para practicar este punto y hacerte otro cuadrado para tu manta.

En los tutoriales que os vamos enseñando para los distintos puntos de lo que será nuestra manta siempre empleamos lanas del mismo grosor y agujas del mismo número (3,5/4). Así, nuestro proyecto final resultará uniforme, mientras que, de otra forma, se verían distintos grosores y quedaría feo.

Y recuerda lo que dice el refrán: “El verano que más dura, buen invierno asegura”.

Monta 33 puntos.

1ª pasada: Derecho.

2ª pasada: 1 punto del derecho (P.D.), *7 punto del revés (P.R.), 1 P.D.* Repetir desde * hasta *.

3ª pasada: 4 P.D., *1 P.R., 7 P.D.* Repetir desde * hasta *.

4ª pasada: 1 P.D., *2 P.R., 1 P.D., 1 P.R., 1 P.D., 2 P.R., 1 P.D.* Repetir desde * hasta *.

5ª pasada: 2 P.D., *1 P.R., 1 P.D. (hacer dos veces), 1 P.R., 3 P.D., Repetir desde * hasta *. Los 7 últimos puntos: 1 P.R., 1 P.D.,  (hacer dos veces), 1 P.R., 2 P.D.

6ª pasada: Repetir la vuelta 4.

7ª pasada: Repetir la vuelta 3.

8ª pasada: 1 P.D., *7 P.R., 1 P.D.* Repetir desde * hasta *.

Regalo de buena vida

RegaloBebe

Con una divertida tela hemos creado un regalo diferente, original y personalizado para celebrar la llegada de una nueva persona.

Lo que hemos hecho ha sido recopilar varios proyectos que ya os hemos propuesto en el blog: bolsas de tela, cestas de tela y el estuche para confeccionar un regalo muy útil que les servirá varios años. Cómo veis, el estuche lo hemos adaptado para cuando el bebé empiece a tomar sus primeras comidas, de manera que la mamá pueda llevar siempre en el bolso los cubiertos y el babero (le hemos añadido un bolsillo) en este divertido estuche.

Estuches para las vacaciones

EstucheToyStory

Los peques están de vacaciones, pero no pueden olvidarse de la rutina diaria de hacer unos pocos deberes. Y estos no tienen por qué ser tan aburridos, sobre todo si cuentan con uno de estos divertidos estuches. Unos crayons rolls personalizados para hacerles mucho más atractivos sus ejercicios veraniegos. Al menos, estarán deseando abrirlos y jugar con los colores, sacarlos, ordenarlos, volver a guardarlos, enrollar el estuche…

Proponedles actividades como pintar, repasar los dibujos sin salirse, leer su cuento favorito… Actividades muy atractivas para los niños, con las que disfrutan de verdad. Así no tendrán la sensación de hacer deberes sino de estar jugando.

Recordad que el tutorial os enseñamos a hacerlo hace poco y es muy fácil. Al modelo de las princesas Disney y al de Toy Story les hemos puesto un velcro porque los destinatarios son un poco pequeños para enrollar la cinta y hacerle el nudo.

Los latinos se regían por la máxima del “docere et delectare” (“docere”, por cierto, se pronuncia “dóquere”), esto es, “instruir y deleitar”. O lo que es lo mismo: aprender a la vez que se disfruta. Nosotras tenemos mucho de latinas.

Pan de espinacas

PanEspinacas

La receta de hoy os permite aprovechar los restos de verdura que tengáis por el frigorífico. Os damos la receta del pan de espinacas, pero podéis variarla para hacer vuestro pan de zanahorias, tomate o, por qué no, de verduras.

Ya veréis como, cuando le cojáis el punto a hacer pan, no querréis comer otra cosa y los precocinados que venden ya no os parecerán una opción. Querréis experimentar, hacer vuestras propias mezclas.

Respetad los tiempos de reposo. Tapadlo con un paño húmedo para que no se te forme costra. Introducid un cuenco con agua y un trapo dentro del horno para generar humedad.

Más sano y delicioso imposible. Y, además, al día siguiente no lo tendréis duro. O lo que es lo mismo, como dice el refrán: “Pan para hoy… y pan para mañana”.

INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 10 gr. de sal
  • 200 gr. de espinacas
  • 350 ml. de agua
  • 5 gr. de levadura
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

1. Calienta el agua e incorpórale las espinacas cortadas muy menuditas. Añádele un chorrito de aceite y una pizca de sal.

Cuando las espinacas estén blanditas se dejan enfriar un poco, hasta que el caldo esté templado.

2. En un bol amasa los ingredientes, incluídas las espinacas y el caldo de estas e incorpora la levadura en los últimos minutos de amasado. Amasa durante 10 minutos aproximadamente.

Deja reposar la masa con un paño de cocina ligeramente húmedo durante 30 minutos dentro de un bol con un poco de harina en la base.

3. Dale forma a tu pan (panecillos, redondo…) y deja fermentar de nuevo la masa tapada con paño húmedo durante 90 minutos en una superficie enharinada.

4. Precalienta el horno a 230ºC y coloca en su interior un pequeño recipiente con un paño dentro para generar vapor. Si ves que el paño se seca, añádele más agua al cuenco.

5. Cuando el pan esté listo para ir al horno (habrá doblado su volumen) colócalo con cuidado sobre la bandeja del horno y realízale un corte longuitudinal.

Introduce el pan en el horno, bájale la temperatura a 200ºC y cuécelo durante 20 minutos aproximadamente.