Fougasse de ajo

Fougasse

Es un pan plano típico de la Provenza, el equivalente a nuestra hogaza o a la focaccia italiana. Su origen viene de panis focacius, del latín focus, que dio en español “fuego” y “fogón”. Esto es debido a que en la antigua Roma este pan se usaba para calcular la temperatura del horno de leña (es decir, de fuego): el tiempo que tardaba en cocinarse indicaba si era oportuno introducir el resto del pan.

Se suele elaborar con forma de espiga de trigo, probablemente por el tipo de harina con el que tradicionalmente se hace. Se caracteriza por una serie de ingredientes incorporados a la masa como son aceitunas, queso, especias o ajo, que es nuestra opción. Tiene una masa blanda, lo cual implica un periodo largo de fermentación.

Un pan que se corta a trozos con la mano, justo lo que decía mi abuelo que no debía hacerse.

A nuestra receta le hemos añadido dos pequeñas variantes: una influencia india y otra más mediterránea. En vez de añadirse ajo laminado o cortado en trocitos, hemos elaborado una pasta de ajo. Y, en vez de incorporarle el aceite tradicional, le hemos puesto un aceite especiado casero, muy aromatizado.

Pruébalo. Está tan rico que te lo comerás solo: no siempre pan con pan ha de ser comida de tontos.

INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina panificable
  • 10 gr. de sal
  • 300 ml. de agua
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de pasta de ajo
  • 10 gr. de levadura fresca

PREPARACIÓN:

1.  Prepara la masa con todos los ingredientes sin olvidar que la levadura se añade cuando falten pocos minutos para acabar el amasado.

2. Deja reposar la masa durante 90 minutos tapada con un paño húmedo para que no forme corteza.

3. Una vez pasado el tiempo de reposo, trabaja la masa doblándolo sobre sí misma un par de veces y vuelve a dejarla reposar de nuevo otros 30 minutos tapada con el paño húmedo.

4. Divide la masa en porciones de 200 gr. y dales forma de bola. Déjalas reposar unos 15 minutos aproximadamente. ¡No olvides el paño húmedo!

5. Estiras las bolas hasta que tengan 1,5 cm. de grosor y déjalas fermentar en un lugar cálido, cubiertas con el paño, 1 hora.

6. Precalienta el horno a 250ºC con un pequeño cuenco con agua dentro y un paño mojado para crear vapor.

7. Cuando los panes estén fermentados, hazles unos cortes profundos con el cuchillo y separa la masa para crear grandes agujeros (fíjate en la imagen).

8. Cuece tus fougasse durante 25 minutos aproximadamente.

PASTA DE AJO:

  • 115 gr. de dientes de ajo cortados por la mitad
  • 125 ml. de agua

Pon el ajo con el agua en el vaso de la batidora con el agua y tritura hasta obtener una mezcla homogénea. Pásalo a un bote de crisal con tapa y guárdalo en el frigorífico hasta 1 mes.

ACEITE AROMATIZADO:

Para elaborarlos sólo necesitarás aceite de oliva virgen, tiempo e imaginación.

Introduce el aceite en una botella de cristal y ve mezclando tus ingredientes al gusto: tomillo, romero, laurel, ajo, pimienta en grano, guindillas, albahaca…

Dejalo reposar 1 mes aproximadamente y tendrás un aceite delicioso para acompañar incluso con las tostadas.

Panecillos de aceite y comino

A mi hermana Helena le salen unos panes maravillosos: de zanahoria, con pipas, con aceitunas… ¡Una delicia! Y yo, por más que lo intentaba, no había manera de que me salieran esponjosos y aguantaran más de un día.

Hablándolo con Vicenç, que además de ser la pareja de una gran amiga lo tengo también por un amigo, me dijo: necesitas el libro de Xavier Barriga: PAN (Hecho en casa y con el sabor de siempre) Me lo prestó y ¡mano de santo!

La receta que os presentamos en esta ocasión está sacada de este libro y lo que véis en la foto que acompaña a los panecillos es humus. ¡Disfrutadla!

INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 10 gr. de sal
  • 100 ml. de agua
  • 250 ml. de aceite de oliva virgen
  • 20 gr. de comino en grano
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 1 huevo

PREPARACIÓN:

1.  Prepara la masa con todos los ingredientes, incorporando al principio todo el agua y añadiendo aceite conforme la masa se vaya formando y alisando. Agrega la levadura y el comino cuando falten pocos minutos para acabar el amasado.

2. Deja reposar la masa tapada con un paño húmedo durante 45 minutos. Después córtala en piezas de 80 gr. y dales forma. Déjalas descansar nuevamente durante 20 minutos.

3. Forma barritas con un poco de punta, ponlas en una bandeja de horno y píntalas con el huevo ligeramente batido. Deja que fermenten durante 90 minutos.

4. Precalienta el horno a 250ºC.

5. Hazles un corte longitudinal a las barritas de punta a punta y hornéalas a 230ºC durante 12-14 minutos o hasta que veas que adquieran un bonito color dorado.